POLLO FRITO DESDE MONTERREY

En la mesa cotidiana podrán faltar muchas cosas, pero las tortillas, nunca. Lo que sí es que no siempre comemos de las mejores; las tortillas que venden en supermercados, tortillerías y, por supuesto, las empacadas que venden en las tiendas de conveniencia, están hechas con maíz genéticamente modificado pero además usan blanqueadores, conservadores y gluten añadido.

Por eso, muchas de ellas no pasan la prueba de fuego de una tortilla rifada: si la recalientas e intentas hacerte tu taquito o enrollarlas, no deberían romperse. Si no son buenas tortillas, no aguantan ni aunque estén recién salidas de la tortillería. Eso pasa porque trabajan con un maíz de baja calidad y por los productos que les añaden para hacerlas más baratas.

Lo bueno es que, ante esto, existen varias opciones de gente que se ha puesto a trabajar para llevar a nuestras mesas puras tortillas bien hechas; las de maíz criollo. Y una de ellas es Tradición del Comal.

Claudia Reyes Heroles es cofundadora de este proyecto y nos contó que, para llevarnos tortillas bien hechas y a buen precio a nuestras casas, se van a distintos lugares del país buscando milpas sustentables. “Tenemos una relación directa con los agricultores. Les compramos directamente y tratamos de sensibilizarlos para hacerlos ver que no tienen por qué bajarse de precio. A las grandes compañías les tienen que vender el kilo a tres o cuatro pesos, nosotros lo pagamos entre 12 y 20 pesos, y también les decimos cómo pueden limpiar y cuidar su maíz para que se los paguemos mejor”.